En el Congreso brasileño el senador Requião reitera propuestas examinadas en el Seminario del Foro de Guadalajara

De acuerdo a la Agencia Senado, el 5 de noviembre en el plenario del Congreso, el senador Roberto Requião mostró su preocupación con la economía de Brasil y del Mercosur. Apunto la necesidad de que los países latinoamericanos se unan para superar la crisis económica global.

El senador relató su participación, como integrante del Parlasul (Parlamento Sudamericano), en dos encuentros internacionales: en el Foro de Guadalajara, en México, y en el Parlamento Andino en Perú. En la agenda, los temas centrales fueron las alternativas económicas para enfrentar la crisis, reiterando que los países de América Latina necesitan romper la dependencia con los “países imperiales” y caminar con sus “propias piernas”.

“Concluimos, que nuestro destino es la unidad, la cooperación, la integración. Vimos que los acuerdos bilaterales con los que los países imperiales buscan amarrarnos nos condicionan al atraso, a la dependencia, al eterno estado de productores y exportadores de materias primas”, dijo.

Requião afirmó que la crisis tiene el lado positivo de abrir espacio para soluciones más osadas ya que el pueblo, desesperado, comienza a exigir respuestas.

Así mismo agregó, que, actualmente, los Estados Unidos, China y los países de Europa intentan exportar el desempleo por medio de cortes en los gastos públicos y la devaluación de la moneda. Explicó que con la devaluación monetaria, los países esperan importar menos, exportar más y compensar la reducción interna del empleo, o sea, “se están armando para exportar la crisis”.

El senador afirmó que Brasil y América Latina todavía son muy dependientes de tecnología y servicios extranjeros, es una realidad que deberá ser cambiada para enfrentar la crisis. Analizó que el exorbitante pago de intereses y ganancias para el exterior han producido en Brasil un déficit en transacciones corrientes de cinco mil millones de dólares, que se financia principalmente con un endeudamiento crecientes y la desnacionalización de empresas brasileñas.

Sostuvo que el modelo económico actual no es más viable y por eso se necesita un rompimiento, “romper para sobrevivir, romper para construir la más generosa de todas las utopías: la utopía de un mundo nuevo y solidario para todos”, concluyó.

x

Check Also

Brasil: a urgência de um “Momento Hamilton”

Após a família Mesquita, no tradicional “Estadão”, coube aos irmãos Marinho utilizarem um editorial de O Globo ...