El Banco Mundial promueve la privatización del agua

En un artículo publicado en el sito de la red televisiva Al-Jazira, (17/04/2014), la profesora Anna Lappé denunció una campaña del Banco Mundial que promueve la privatización de los recursos hidráulicos, en especial en los países más pobres. De acuerdo a ella, en su reunión anual de la primavera austral, realizada este mes en Washington, al tema se le dio gran importancia.

La autora resalta que, efectivamente, el mundo atraviesa por una creciente crisis de agua: un cuarto de la población mundial no tiene acceso pleno al agua potable y cada día mueren más personas por enfermedades trasmitidas por recursos hidráulicos contaminados -por enfermedades como cólera y fiebre tifoidea, por ejemplo- que por todas las formas de violencia juntas. A cada hora, de acuerdo a las estimaciones de Naciones Unidas (ONU), 240 bebés mueren a causa del consumo de agua contaminada.

Pese a la situación descrita arriba, el Banco Mundial, ha promovido la privatización de los recursos hidráulicos como la solución principal de la crisis del agua. La institución es la mayor financiadora de programas de gestión de agua del mundo, llevados a cabo con préstamos y financiamientos realizados por medio de la Corporación financiera Internacional (IFC), vinculada al mismo BM. Desde 1980, la IFC ha impulsado la privatización del agua, una condición tácita embutida en sus programas de promoción del “Estado mínimo” y de medidas de austeridad en los países más pobres.

Según ella, por eso ha aumentado la presión en los foros internacionales para que el BM cierre definitivamente su cruzada por la privatización del agua, al tiempo que crece la idea de que el acceso al agua potable es un derecho de todos los seres humanos y no una mercancía. Además, destacó la profesora, los ejemplos de privatización del acceso al agua existentes en el mundo demuestran que la propuesta no funcionaría, que resultaría en servicios ineficientes y en el encarecimiento progresivo de este recurso fundamental para la vida, con enorme potencial de profundizar la actual crisis del agua.

“El agua es un bien público,” afirma Shayda Naficy, directora de la Campaña Internacional por el Agua, de la ONG Corporate Accoutability International (CAI), que destaca que, cuando el sector privado participa en el abastecimiento de agua, hay un crecimiento progresivo de los costos.
Los casos de los proyectos de privatización de los servicios de abastecimiento de agua, demuestran que el sector privado no encuentra rentable invertir en la construcción de la infraestructura necesaria para garantizar que la comunidad tenga acceso al agua potable.

Para Lappé, aunque el BM siga promoviendo la privatización del agua, sus mismos datos muestran que un porcentaje alto de sus proyectos de distribución privada de agua potable tienen malos resultados. De acuerdo a la información de la institución, dichos proyectos registraron una tasa de 34 por ciento de problemas en la operación de abastecimiento de agua y en la prestación de servicios de saneamiento mínimo, entre 2000 y 2010. En comparación, el promedio de deficiencias en los servicios de energía, telecomunicaciones y transporte en el mismo periodo fue de 6, 3 y 7 por ciento, respectivamente.

Un ejemplo claro es lo que acontece en la ciudad más grande de la región central de India, Nagpur, primera de las ciudades en que una sociedad mixta se encarga del abastecimiento de agua. Los principales resultados del proyecto fueron: la notoria elevación de los precios, el atraso de los proyectos importantes para la mejoría del servicio, la desigualdad en el abastecimiento de agua. Todo eso provocó protestas en las calles de la ciudad, y el inicio de investigaciones de casos de incumplimiento de contrato.

Para Lappé y Naficy, una inversión significativa y constante en infraestructura es la única forma de promover el abastecimiento de agua seguro, accesible y confiable en el mundo. Y tal servicio, insisten, es más eficaz por parte del sector público que el que realizan las empresas privadas.
Hay, además, una creciente reacción en el mundo contra dichos proyectos de privatización de los recursos hidráulicos. Todavía está fresco en la memoria el rotundo fracaso de la privatización del agua en Bolivia, la que en 2000 produjo las fuertes protestas populares contra la medida que llevaron a su cancelación. La misma IFC reconoce que 40 por ciento de todas las demandas judiciales que ha enfrentado en el mundo se refieren al agua, siendo que sólo una pequeña fracción de los financiamientos de la entidad se dedica a la gestión de recursos hidráulicos.





2 comments

  1. Lo que deberían de hacer es promover mas inversión en tratamientos de agua residuales para que sea mas auto sustentable el asunto, o promover alternativas de tratamiento y saneamiento de aguas.

  2. La solución no es privatizar ni invertir en infraestructura, eso es puro cuento de los capitalistas. Reforestar es una opción, dejar de contaminar consumiendo productos de madera, reciclar crear nuevos materiales con el plástico, ENSEÑAR a las personas que realmente lo necesitan y cuiden de los recursos que tienen, nada hacemos enseñándole a los niñitos de papá y mamá que cuiden las cosas, si son unos mantenidos malcriados que no viven esa realidad.. la verdad, como el ejemplo de españa que privatizo la luz solar (ESTUPIDOS debería ser su nuevo nombre) es una muestra de que la raza humana no pertenece a este planeta, de que somos una plaga que poco a poco vamos a ver esas películas de ciencia ficción, hechas realidad, caminaremos en basura, y pelearemos por el agua y aquellos países que se preocupan por salvaguardar sus recursos seremos atacados por países que lo único que tienen en mente es incrementar su pene, digo sus fuerzas militares.

x

Check Also

O MPF, a Funai e o fantástico mundo dos “espíritos”

Os indígenas brasileiros poderão agora pleitear indenizações por “danos espirituais” decorrentes de ações dos homens ...