El presidente Putin habla de la responsabilidad con valores morales

A continuación publicamos la parte final del discurso que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, pronunció con motivo del fin de año, en diciembre de 2013. Los subtítulos son nuestros.

MSIa Informa, 17 de enero de 2014.-El desarrollo global es cada día más contradictorio y dinámico.  La responsabilidad histórica de Rusia es cada vez mayor en esas condiciones, no sólo porque Rusia es uno de los principales garantes de la estabilidad regional y mundial, sino también una nación que afirma consistentemente sus procedimientos en valores, inclusive en el campo de las relaciones internacionales.

La intensidad de la competencia militar, política, económica e informacional en el mundo no cede; cada día se hace más intensa. Otros centros de poder vigilan de cerca los progresos rusos, a medida que Rusia se va fortaleciendo.

Siempre nos enorgullecemos de nuestra nación. Pero jamás declaramos ser ningún tipo de superpotencia, ni buscamos ninguna hegemonía, ni mundial ni regional; no atacamos intereses de otros no imponemos nuestro poder sobre nadie, ni tentamos de enseñar a otros pueblos a vivir su propia vida.  Pero buscaremos el lugar de liderato, luchando por respeto, por soberanía, independencia e identidad de los pueblos.  Es disposición absolutamente objetiva y comprensible para un Estado como el Estado ruso, con su gran historia y cultura, con muchos siglos de experiencia, no de la hoy llamada ‘tolerancia’, castrada y estéril, sino de la vida natural moderna de pueblos diferentes en el campo de un Estado único.

Hoy, muchas naciones están revisando sus principios morales y sus normas éticas, y con ello erosionan tradiciones éticas y las diferencias entre pueblos y culturas.  La sociedad es convocada ahora no sólo a reconocer el derecho de todos a la libertad de conciencia y de visión política y de privacidad, sino también a aceptar sin cuestionar, por extraño que parezca, la igualdad entre el bien y el mal –conceptos cuyos significados son opuestos.  Esa destrucción de valores tradicionales de arriba para abajo no sólo tiene consecuencias negativas para la sociedad; es también esencialmente antidemocrática, puesto que se construye sobre ideas abstractas, especulativas, contrarias al deseo de la mayoría, que acepta cambios que acontecen o la propuesta de la `revisión de valores’ de toda nación.

Sabemos que hay cada vez más personas en el mundo que apoyan nuestra posición de defender valores tradicionales que están en los cimientos morales y espirituales desde hace millares de años: los valores de las familias tradicionales y tribales, la vida humana real, en especial la vida religiosa, no sólo la existencia material, sino también la espiritualidad, los valores del humanismo y de la diversidad a escala mundial.

¿Conservadores?

Claro, por supuesto, esta es una posición conservadora. Pero, con las palabras de Nikolai Berdyaev, el punto del conservadurismo no es que impida movimientos para arriba y adelante, sino que impide movimientos para atrás y para abajo, hacia la oscuridad caótica, e el regreso a un estado primitivo.

En años recientes vimos cómo los intentos de hacer avanzar modelos de desarrollo supuestamente más progresistas en otras naciones resultaron, realmente, en regresión, barbarie y vasto derramamiento de sangre.  Fue lo que aconteció en muchos países de Oriente Medio y del Norte de África.  Esa situación dramática se desenvolvió en Siria.

Sin tener nada que ver con Siria, la comunidad internacional tuvo, conjuntamente, que hacer una elección crucial: o descender rumbo a la erosión todavía mayor de los cimientos del orden, o tomar, colectivamente, decisiones con sentido de la responsabilidad. Veo como nuestro éxito común que la elección se hizo sobre los principios fundamentales del derecho internacional, del sentido común y de la lógica de la paz.  Hasta hora, por lo menos, hemos conseguido evitar la intervención militar extranjera en los asuntos de Siria, así como la diseminación del conflicto fuera de la región.

Rusia hizo contribuciones significativas en ese proceso.  Actuamos con firmeza, meditada y cuidadosamente.  Jamás pusimos en peligro nuestros intereses, ni nuestra seguridad ni la estabilidad mundial.  A mi modo de ver, es así como debe actuar una nación madura y con sentido de la responsabilidad.

Resultado de esto, con nuestros socios logramos dirigir el curso de los acontecimientos lejos de la guerra y en la dirección de que se establezca un proceso político y un consenso nacional en Siria.  El arsenal de armas químicas de Siria está ahora bajo control internacional.  La liquidación de esas armas es un paso importante en el fortalecimiento de regímenes de no proliferación, de armas de destrucción de masas.  El precedente sirio confirmó el control central de Naciones Unidas en la política mundial.

La crisis siria, y ahora también la situación de Irán, demuestran claramente que cualquier problema internacional se puede resolver exclusivamente por medios políticos, sin recurrir a las medidas de fuerza, que tienen tan poco potencial que son rechazadas por la mayoría de los países del mundo.

Este año vimos un considerable progreso con el programa nuclear iraní, pero fue sólo el primer paso.  Es imperativo continuar pacientemente en busca de una solución más amplia que venga a proteger y a garantizar el derecho inalienable de Irán de crear energía nuclear con finalidades pacíficas y –quiero destacar esto- para la seguridad de todos los países de la región, en especial Israel.

Vale recordar que fue el programa atómico iraní el que, una vez, sirvió como argumento principal a favor de implantar un mecanismo de proyectiles de defensa. ¿Y qué está sucediendo ahora?  El problema nuclear iraní se está resolviendo, pero el sistema de proyectiles de defensa continúa.  Y no sólo continúa: se está ampliando.  Hablaré sobre esto más adelante.

Integración euroasiática

Quiero repetir y recalcar una vez más: Rusia está preparada para unir esfuerzo con todos sus socios para garantizar la seguridad común, igual e indivisible.

En 2014 Rusia ocupará la presidencia del G8.  Nos concentraremos en problemas globales agudos: fortalecer regímenes de no proliferación; combatir el terrorismo internacional; combatir el tráfico de drogas.  Rusia actuará también por esos principios en la preparación para recibir las reuniones de la cumbre de los países BRICS y de la Organización de Cooperación de Xangai en 2015.

Entramos ahora en un estadio crucial de la preparación del Tratado de la Unión Econóica Euroasiática (Eurasian Economic Union Treaty en el original).

Esperamos que ya haya acuerdo sobre el texto del Tratado el día 1/5/2014 y que en esa época ya hayamos sometido a los parlamentos de Rusia, Bielorusia y Kazajistán.  Pido, colegas, que den prioridad a ese documento y dediquen a él consideración y apoyo.

Quiero mencionar que grupos de trabajo preparan hoy mapas del camino para el acceso de Kirguistán y de Armenia a la Unión Aduanera.  Estoy seguro de que las realizaciones de la integración euroasiática sólo aumentará el interés de otros de nuestros vecinos, inclusive el interés de nuestros socios ucranianos.

Antes del inicio de las protestas que vemos hoy en Kiev –y mucho deseo que las fuerzas políticas de aquel país conseguirán negociar y resolver los problemas que acumulan en Ucrania, en interés de sus ciudadanos.-, antes de que esos problemas comenzasen, ya en mayo Ucrania manifestó su deseo de estar presente en todas la reuniones entre Rusia, Bielorusia y Kazajistán, participando en ellas como observador.  Ucrania participa de las discusiones y repetidas veces declaró su interés en asociarse a algunos de los acuerdos de la Unión Aduanera.

No estamos imponiendo nada a nadie.  Pero si nuestros amigos quieren trabajar juntos, en ese caso estamos listos para continuar ese trabajo en nivel de especialistas.

Nuestro proyecto de integración se funda en derechos iguales y en intereses económicos reales. Vamos a promover empeñadamente el proceso euroasiático, sin orientarlo contra otros proyectos de integración, en particular el europeo, que está más maduro.  Partimos de nuestra complementariedad  y naturalmente continuaremos trabajando con nuestros amigos europeos, sobre un nuevo acuerdo básico.

Las Fuerzas Armadas

Unas pocas palabras sobre nuestras medidas para fortalecer todavía más nuestras Fuerzas Armadas.

Mencioné antes el problema de los proyectiles de defensa, y quiero hablar un poco más sobre esto.

Todos sabemos perfectamente que el sistema de proyectiles de defensa sólo es defensivo de nombre.  La verdad es que se trata de un componente crucial de capacidades estratégicas ofensivas.  El desarrollo de un nuevo sistema de armas –como el desarrollo de las pocas útiles armas atómicas- de proyectiles estratégicos no nucleares y de sistemas no nucleares hipersónicos de alta precisión, para ataques instantáneos de largo alcance, es, también, motivo de preocupación.

Estamos siguiendo de cerca el desarrollo del llamado sistema Prompt Global Strike (ataque global inmediato), que está siendo desarrollado activamente en algunos países.  Poner en práctica todos esos planes y proyectos puede tener consecuencias extremadamente negativas la estabilidad regional y mundial.

La construcción de redes estratégicas no nucleares de alta precisión por otros países, combinada con el aumento de las capacidades de los proyectiles de defensa, puede violar todos los acuerdos existentes sobre la limitación y reducción de armas atómicas, y romper el equilibrio estratégico de poder.

Comprendemos muy bien todo esto y, en ese contexto, sabemos exactamente qué hacer.

Que nadie avive ilusiones de obtener superioridad militar contra Rusia: jamás permitiremos que acontezca.  Rusia responderá a todos esos desafíos, que son políticos y tecnológicos.  Para ello tenemos todo lo que necesitamos.

Nuestra doctrina militar y nuestras armas modernas, que están siendo y serán movilizadas, nos permitirán garantizar, incondicionalmente, la seguridad del Estado ruso.

Todavía tenemos mucho que hacer para desarrollar redes modernas de armas de alta precisión.  Al mismo tiempo, considerados los parámetros cualitativos de las fuerzas modernas de contención nuclear, estamos hoy alcanzando con éxito nuevas marcas en plazos determinados, y algunos de nuestros socios nos tendrán que alcanzar.

Estamos perfeccionando nuestros sistemas de proyectiles estratégicos para tierra, mar y aire para ampliar nuestras fuerzas nucleares.  Continuaremos construyendo una flota de submarinos nucleares.  Estamos también comenzando a trabajar en un promisor sistema de aviación de largo alcance.

El siguiente paso de nuestra agenda es establecer una red de información mundial.  La formación de una red de reconocimiento y blanco integrado, mundial, en tiempo real, que operará en un espacio único informacional en interés de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, también es extremadamente importante.  Esto está vinculado a adiciones a nuestro grupo de satélites.

Seguiremos perfeccionando nuestras fuerzas para objetivos generales: aviación, marina y fuerzas terrestres.  Estos años, conforme a lo planeado, el número de cabos y sargentos en servicio creció en 220 mil.  Al mismo tiempo, tenemos que pensar en cómo crear fuerzas de reserva altamente entrenadas.

Una sugerencia, en esta dirección: mantener la exención (del servicio militar) para estudiantes y modificar el mecanismo de entrenamiento militar ofrecido por instituciones de educación superior.  Esto permitirá que todos los estudiantes estudien, reciban entrenamiento militar para el puesto militar siguiente y en una rama específica de la especialización militar.

Ese mecanismo permitirá que entrenemos la cantidad precisa de reservistas para las especialidades técnicas militares elementales más necesarias, sin tener que alistarse a las Fuerzas Armadas.  Pido que el gobierno y el Consejo de Seguridad encaminen propuestas concretas para que pueda garantizar ese mecanismo.

Como todos saben, los fondos destinados para el rearmamento del Ejército y de la Marina, para la modernización de la industria de la defensa no tienen precedentes.  Totalizan 23 billones de rublos (más de 700 mil millones de dólares).

En la década siguiente, nuestras empresas de defensa estarán abarrotadas de pedidos.  Podrán modernizar la base industrial y crear empleos de alta calidad.  Vale la pena recordar que en Rusia más de dos millones de personas trabajan en la industria de defensa.  Con las respectivas familias, el número llega a casi siete millones de personas.  Los especialistas en ese sector tendrán empleos estables y bien pagados, con asistencia para la familia.

Ahora, tenemos que pensar que se harán las industrias de la defensa luego de entregar los pedidos relacionados con la defensa de Rusia, luego de 2020.  No pueden quedar inactivas ni hacerse obsoletas.

Tenemos que fortalecer nuestra posición en los mercados mundiales.  Pido a la Comisión Militar-Industrial que someta propuestas en esa dirección, para asegurar que nuestros empresarios puedan pasar con rapidez al abastecimiento de productos de demanda civil, sea para el mercado ruso o para los mercados internacionales.

Hay otro punto que quiero reforzar.  Dijimos que todos los funcionarios del Ministerio de la Defensa que comenzaron a servir antes del 1/1/2012 estarían recibiendo sus viviendas permanentes a finales de 2013.  Es una tarea que debe concluirse en el futuro cercano, y así será.  Llamo la atención del ministerio de la Defensa para esa cuestión, y les pido que traten esta cuestión en términos de caso por caso, ayudando a las personas a escoger la mejor opción para cada quien.

Por primera vez en la historia de este país estamos pasando la página de la vivienda permanente para soldados del ejército y de la marina de Rusia.  Ahora nos podemos concentrar en terminar la construcción de instalaciones modernas de servicio y de bases militares confortables.

Un sentido de responsabilidad por el país es el tema principal, la misma vida y el valor central de la Constitución Rusa.  Y es proclama para cada uno de nosotros.

El programa de desarrollo estratégico nacional es bien conocido.  Ya esbocé los principales renglones de trabajo y los modos de alcanzar objetivos específicos.

Todo lo que aquí queda dicho se debe ejecutar sin reservas, sin nuevas sugerencia y sin interpretaciones burocráticas.  Aquí queda puesta la más importante y la más notable tarea de las autoridades.

Es nuestro deber merecer una confianza cada vez mayor del pueblo.  Sólo así conseguiremos aumentar la actividad de nuestros ciudadanos y las personas desearán contribuir en el progreso de nuestro país.

Permítanme repetir que si se tomó una decisión, se tiene que llevar a cabo.  Entiendo que ese es el modo conciso de manifestar nuestra responsabilidad compartida.  Seguro de que ese sea el motto para el año que viene y para todos, gobierno, sociedad, ciudadanos.

Estoy absolutamente convencido de que acompañando las mejores tradiciones de nuestro pueblo, usando las ideas más contemporáneas, superaremos todos los desafíos que tenemos en frente y que tendremos éxito.

 

x

Check Also

O MPF, a Funai e o fantástico mundo dos “espíritos”

Os indígenas brasileiros poderão agora pleitear indenizações por “danos espirituais” decorrentes de ações dos homens ...