Rusia se une al Consenso de Ginebra

MSIa Informa, 12 de noviembre de 2021.-En el contexto de la guerra cultural maltusiana que asola el mundo, la Federación de Rusia se adhirió al  Consenso de Ginebra, una iniciativa internacional que promueve  la salud de la mujer, la vida desde su inicio, y el fortalecimiento de la familia,  en un contrapeso para detener la ofensiva institucional , promovida entre otras por las agencias respectivas de la ONU, y fundaciones opulentas, que han hecho de la promoción del aborto una diplomacia impositiva para todas las naciones.

El anuncio se hizo en Washington, en el Capitolio, con motivo de una sesión especial del Congreso de Estados Unidos convocada por legisladores para celebrar el primer aniversario del acuerdo.

En su momento, tras anunciar el apoyo de Rusia y Guatemala, la presidente del Instituto para la Salud de la Mujer (IWH), Valerie Huber, dijo que la convocatoria que dio vida al Consenso de Ginebra, «está vivo y creciendo. Lo ocurrido el año pasado fue histórico (C-Fam, 28/10/2021

«Cuando otras naciones u organismos internacionales ponen en marcha políticas malsanas y dañinas que socavan la vida, la familia y su propia soberanía, deben ser desafiadas», agregó.

En octubre de 2020, el Consenso fue establecimiento con el copatrocinio de Estados Unidos, Hungría, Egipto, Brasil, Indonesia y Uganda. Desde entonces, los 32 países firmantes han aumentado a 36 (entre ellos Polonia y Hungría), y ahora Rusia y Guatemala. No obstante, al asumir la presidencia de EUA, Joe Biden inmediatamente veto la participación de su país e insto a que otros países hicieran lo mismo.

En gran medida, el rompimiento con los preceptos de la ONU, y la necesidad de regresar a varios de ellos plasmados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fue expresada por el secretario de Servicios Humanos y de Salud (HHS) de los Estados Unidos, Alex Azar, durante la ceremonia de presentación de la Declaración.

“Hoy dejamos un marcador claro; las agencias de la ONU ya no pueden reinterpretar y malinterpretar el lenguaje acordado sin rendir cuentas. Sin disculpas, afirmamos que los gobiernos tienen el derecho soberano de hacer sus propias leyes para proteger la vida de inocentes y redactar sus regulaciones sobre el aborto”.

Azar agregó:

“La Declaración de Consenso de Ginebra es un documento histórico, que establece claramente nuestra posición como naciones sobre la salud de las mujeres, la familia, el honor a la vida y la defensa de la soberanía nacional”.

Lanzado en octubre de 2020, en medio de la pandemia del covid-19, el texto de la Declaración dice: “no existe un derecho internacional al aborto, ni ninguna obligación internacional por parte de los Estados de financiar o facilitar el aborto».

Además, reconoce la centralidad de la familia como «la unidad natural y fundamental del grupo de la sociedad». Y además afirma que:

«Mejorar y garantizar el acceso de las mujeres a los avances en materia de salud y desarrollo, en particular de salud sexual y reproductiva, que siempre deben promover una salud óptima, el grado máximo de salud que se pueda lograr, sin incluir el aborto.

Y es que, el Consenso de Ginebra, intercepta, un momento crítico post pandemia en que es evidente que las naciones, especialmente las menos desarrolladas, -aunque no solo estas- se sienten impelidas a buscar su progreso, para esto será fundamental quebrar las dos vertientes entrelazadas de la cultura identitaria que se impone, el ambientalismo y una verdadera geopolítica del aborto.

En este contexto vale resaltar el reciente discurso en la 18ª reunión anual del Club de Discusión Valdai, del presidente ruso, Vladimir Putin, en el cual hizo una defensa vehemente de la familia y sus valores tradicionales, calificando los ataques no revelados contra ellos como un «crimen contra la humanidad bajo la bandera del progreso».

x

Check Also

El club de Toby “democrático” de Biden: nostalgia de la Guerra fría

MSIa Informa, 3 de diciembre de 2021.-El gobierno de Estados Unidos realizará los días 9 ...