Iniciativas de la UE contra el lavado de dinero

MSIa Informa, 3 de septiembre de 2021.-La Europol estima que el 1% del PIB de la Unión Europea (UE), una cantidad del orden de 160 mil millones de dólares está involucrado en actividades financieras ilegales. Un caso emblemático es el de la sucursal estoniana del Danske Bank danés, vehículo para transacciones muy sospechosas de más de 200 mil millones de euros entre 2007 y 2015.

Se sabe que el lavado de dinero para fines ilícitos ya sea para apoyo al terrorismo o evasión de divisas y evasión fiscal, asumió dimensiones exorbitantes. Las redes criminales también han demostrado ser muy hábiles en burlar las regulaciones y controles de países individuales, explotando sus diferencias, incongruencias y hasta adversidades mutuas.

En esta materia, la UE se encuentra “a la deriva” entre una deseada coordinación centralizada y las medidas de varios gobiernos.

Recientemente, la Comisión Europea presentó propuestas legislativas al Parlamento y al Consejo Europeo, en el sentido de consolidar las reglas del bloque contra el lavado de dinero y el financiamiento de actividades terroristas. Y obsérvese que la iniciativa fue inicialmente contestada por algunos países miembros: Chipre, Malta y Estonia.

Sin embargo, la introducción de un límite máximo de 10 mil euros para pagos en efectivo no es convincente. En Italia, por ejemplo, ese límite es de 2 mil euros. Es decir, en un tris, todas las apasionadas discusiones ideológicas sobre el asunto fueron descalificadas.

El paquete referido, busca, ante todo, crear una nueva autoridad europea contra el lavado de dinero. Existe una regulación con reglas directamente aplicables; se trata de una directriz dirigida a los órganos de supervisión, a ser implementada en varias instancias nacionales. Viendo hacia el futuro, nos parece que se trata de una regulación para rastrear transferencias en criptomonedas.

La nueva autoridad europea debe reforzar la supervisión en prever un sistema único integrado para coordinar mejor los organismos nacionales de control. Los actuales registros de cuentas bancarias nacionales deben ser investigados, permitiendo a las varias unidades de información financiera un rápido acceso a los movimientos en cuentas corrientes. Y una tarea no secundaria sería la supervisión de algunas instituciones financieras consideradas de mayor riesgo.

En lo que se refiere a las criptomonedas y a los criptoactivos, vale registrar que, en la actualidad, solamente algunos prestadores de estos servicios están sujetos a las reglas de combate al lavado. Esta es una grave negligencia, la cual también puede ser explotada por intereses ilegales. Por tanto, la previsión de cambios para la rastreabilidad de transferencias de criptoactivos, como los bitcoins, es positiva. Y las carteras anónimas de criptoactivos también serían prohibidas.

Evidentemente, el lavado es un fenómeno global que requiere una firme cooperación internacional. La Comisión Europea ya integra el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que es el garante mundial de lucha contra el lavado de capitales. Las listas del GAFI serán incorporadas a las de EU, formando una “lista negra”, incluyendo a Corea del Norte e Irán, y una “lista gris”. Esta última incluye 22 países. Además de los sospechosos de terrorismo o involucrados en guerras, existen algunos de los paraísos fiscales más “populares” para los intereses europeos, incluyendo Barbados, Islas Caimán, Jamaica, Panamá, Albania y Malta. Rumania estaba lista para ser incluida.

¡Es increíble que países europeos y hasta la UE estén involucrados!

El documento está repleto de datos que destacan los riesgos asociados a los diversos sectores de la economía afectados o influenciados por el lavado de dinero. Por ejemplo, obsérvese que ella todavía opera principalmente por medio de transferencia de numerario y que los billetes de 500 euros han sido utilizados ampliamente para tal finalidad. Se estima que la cantidad mundial de lavado se aprovecha de los mercados inmobiliarios de 1.6 billones de dólares anuales y el de los diamantes, concentrado principalmente en Bélgica. El informe observa el crecimiento del uso de paraísos fiscales como vehículos del lavado: en 2016, los residentes de la UE detentaban 1.6 billones de dólares en centros en el extranjero.

Las nuevas propuestas de la Comisión abordan el principal desafío para el futuro de la UE: trabajar en conjunto, sin sabotaje de varios tipos, para combatir y derrotar el lavado de capitales, el cual compromete la seguridad, la estabilidad y el presupuesto de Europa.

x

Check Also

Futuros y especulación afectan precios del gas

MSIa Informa, 8 de octubre de 2021.-En Italia, y no solamente entre las fuerzas políticas ...