Brasil se necesitan gastos públicos bien hechos

MSIa Informa, 21 de agosto de 2020.-En medio de la acalorada disputa librada en el gobierno en torno a la ley del “techo de gastos” que impone restricciones indiscriminadas al gasto público y la necesidad de inversiones públicas para catalizar la reconstrucción de la economía, el influyente economista André Lara Resende  volvió a echar más leña al  fuego. Al participar en una edición extraordinaria del Foro Nacional, afirmó que la discusión sobre el techo de gastos necesita entenderse como una cuestión política.

Ella no deberá interpretarse y discutirse como si estuviera basada en leyes naturales y científicas de la economía. Ella es falsa, es una discusión política y así debe ser entendida” (Valor Económico del 15 de agosto de 2020).

Lara Resende fue uno de los primeros economistas provenientes de las esferas del poder, en defender una nueva política monetaria más afinada con las necesidades del país, opuesta al neoliberalismo radical del actual ministro de Economía, Paulo Guedes. Sus tesis fueron compilados en su último libro, Consenso y Contra-consenso: por una economía no dogmática, publicado este año. Él fue uno de los economistas que participaron en la elaboración del Plan Real  ejecutado en la presidencia de Itamar Franco en 1994, y se la ha ubicado en la corriente de una economía “heterodoxa” o realista.

El economista cuestionó el “dogmatismo fiscal” de darle prioridad permanente al equilibrio de las cuentas públicas. Y cito ejemplos externos, diciendo  que, debido a la pandemia del covid -19,  “en el mundo, el dogmatismo fiscal cedió a una práctica realista, pero curiosamente, en Brasil, no”

Aquí prevalece una insistencia de que el Estado no puede gastar.

“El techo de gastos es algo completamente inviable. Fue una restricción impuesta en un momento con cierto sentido, pero hoy es inviable. Los gastos obligatorios continúan creciendo, y el principal de ellos sigue siendo el del sector público”, afirmó.

En su opinión, el equipo económico dirigido por Paulo Guedes, padece de “disonancia cognitiva”. Brasil, resalta, necesita de “gastos públicos bien hechos”, en infraestructura, educación, salud, seguridad, una revisión de la matriz energética. Además, asegura, las inversiones públicas no compiten con las privadas: funcionan como un “inductor” o “motor de arranque” para estos. Por eso, la inacción del Estado “es el camino más corto en la parálisis de la economía, el punto donde estamos”.

En lugar de “asfixiar” el gasto público, “lo que necesitamos es corregir la gobernanza del Estado para que pueda invertir bien”.

Además, dice, el país necesita de una programación a largo plazo:

“No es una idea de planeación, de una economía de Estado, pero se necesita un programa con cierta coherencia, de una gestión gubernamental con direccionamiento de la inversión pública. Es crear una noción de que la inversión pública debe ser tratada con competencia: cuál criterio, cómo evaluar, organizar, proponer y aprobar”.

Para esto, pasó por encima de otro anatema ultra-liberal vigente sobre el papel del Estado, proponiendo retomar la capacidad de planeación estatal, con el establecimiento de una “agencia de inversiones públicas, con cierta autonomía y una base técnica”, según afirmó, “tan o más importante de la que un Banco Central Independiente”,  afirmación que debe haber provocado brotes de urticaria y dolor de muelas en muchos de los presentes.

Otro integrante del panel, el economista José Oreiro, de la Universidad de Brasilia (UnB), reforzó las ponderaciones de Lara Resende, afirmando que “Brasil está en una depresión”. Así, afirmó que la perspectiva es que el Producto Interno Bruto (PIB) nacional tenga una caída del orden del 12% este año: “Y la gran discusión del debate macroeconómico es si se va a cumplir o no el techo de gastos. Esto me suena surrealista. Esta discusión de ajuste fiscal para 2021 no existe en  ningún país del mundo, solamente en Brasil”.

x

Check Also

El JP Morgan Chase y la manipulación de los mercados

MSIa Informa, 13 de noviembre de 2020.-El JP Morgan Chase, el mayor banco de Estados ...