Afganistán: un panorama

MSIa Informa, 13 de agosto de 2021.-La crisis afgana continúa y se agrava. El avance de los talibanes pareciera incontenible; las ciudades caen en sus manos sin combates y comienzan las caravanas de refugiados; los combatientes del Talibán se pasean orgullosos luciendo el armamento ligero más moderno. No obstante, esto, las negociaciones entre el gobierno afgano y el Talibán continúan, al tiempo que los vecinos de la proverbial tumba de los imperios, las potencias regionales, Rusia, China y la India, se preparan para enfrentar una situación desconocida, que puede ir de un acuerdo negociado entre el gobierno afgano y el Talibán, hasta una arriesgada desestabilización de tal región estratégica.

Y, siguiendo los dictados de la prudencia, los vecinos de Afganistán realizan ejercicios de entrenamiento antiterroristas.

Del 5 al 10 de agosto Rusia realizará junto con Uzbekistán y Tayikistán ejercicios militares en las proximidades de la frontera de este último con Afganistán.

“Mas de 10 aviones y helicópteros del DMC participan en el ejercicio conjunto de Rusia, Tayikistán y Uzbekistán en el sitio de pruebas Jarbmaidon, en la provincia tayika de Jatlon. Se ha implicado una escuadrilla de aviones de ataque a tierra Su-25, los helicópteros de ataque Mi-24 y los de transporte militar Mi-8 de diversas modificaciones”, informa un comunicado emitido por el Distrito Militar Central (DMC).

En estas manobras intervienen más de 2.500 militares, 1.800 de ellos rusos, unas 500 piezas de material bélico. Participan por parte del DMC “los grupos de operaciones especiales, guerra electrónica y protección nuclear, química y biológica” (Sputnik, 09/08/2021)

Al mismo tiempo se están realizando en la región china de Ningxia Hui los ejercicios conjuntos ruso-chinos Sibu/Interacción 2021, que se iniciaron este lunes 9 de agosto, y que terminarán el 13 del mismo mes. En las manobras participan unos 13.000 efectivos de ambos países y más de 400 unidades de equipo bélico (RT, 09/08/20212).

Desde el primero de agosto se están realizando en la región rusa de Volgogrado los ejercicios Indra 2021 que cada año realizan los ejércitos de Rusia e India. En esta ocasión participan 500 efectivos rusos e indios en entornos urbanos y rurales, donde se entrenarán también en encontrar y desactivar explosivos.

“También se llevó a cabo un entrenamiento el que el personal militar indio avanzó hacia posiciones terroristas improvisadas a través de una pista de obstáculos, ‘matando’ y ‘deteniendo’ a los supuestos insurgentes en el proceso”.

Los ejercicios contra el terrorismo del ejército ruso con sus contrapartes china e india se vienen realizando desde hace algunos años, pero resulta muy significativo que los de este año coincidan con la crisis afgana.

En este contexto es relevante el comentario de M.K. Bhadrakumar, un destacado exdiplomático indio, que comenta que la ayuda militar a Uzbekistán y Tayikistán será limitada, aun en caso de ataques provenientes de Afganistán. Según Bhadrakumar, el periódico ruso Vedomosti “citó fuentes cercanas al ministerio ruso de defensa en el sentido de que las unidades de operaciones especiales podrían “jugar un papel clave si aumentan las tensiones”.  El informe del diario concluye con la opinión de especialistas de que, si el escenario empeora críticamente, tendría lugar una operación rusa “similar a la de Siria, con ataques aéreos y misiones de fuerzas de operaciones especiales. Y, como en Siria, este tipo de operaciones incluirían el uso limitado de municiones no guiadas que podrían demostrar su efectividad dada la naturaleza de las hostilidades posibles”. (Indian Punchline, 07 de agosto de 2021).

Bhadrakumar reproduce declaraciones del ministro de la Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu sobre la retirada de Estados Unidos de Afganistán difundidas por la agencia Tass el 28 de julio pasado: “Solo puedo decir una cosa al respecto, y es simplemente lógica: ¿Por qué se retiran, si ahí estaban básicamente tras de la valla, tratando de ver por los huecos lo que estaba pasando? ¿Para qué marcharse entonces? ¿Para quedarse literalmente en la frontera? La respuesta es absolutamente clara: es un intento de enraizarse en la región de Asia Central. Naturalmente, después de perder todo lo que se podía perder en Afganistán”.

x

Check Also

“Global Britain” abandonada en la pista del aeropuerto de Kabul

MSIa Informa, 24 de septiembre de 2021.-En dos semanas consecutivas, la revista inglesa The Economist, ...