Comandante del Ejército de Brasil advierte sobre el “déficit de soberanía” en la Amazonia

O general Eduardo Villas Bôas em audiência no Senado

O general Eduardo Villas Bôas em audiência no Senado

Brasil tiene un déficit de soberanía en la región de la cuenca amazónica. La advertencia fue hecha nada menos que por el comandante del Ejército Brasileño, general Eduardo Villas Bôas, en una audiencia pública realizada recientemente por la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa Nacional del Senado para analizar el control de fronteras y el combate del tráfico de drogas y armas de la región. En su comparecencia, enfatizó la necesidad de cuidar las actividades de las organizaciones no gubernamentales internacionales (ONG) que funcionan en el país y resaltó la amenaza que representa el proyecto ecológico denominado “Corredor Triple A” propuesto por el gobierno de Colombia.

El general resaltó que los militares están aprensivos respecto a situaciones que limitan la autoridad la presencia de las autoridades del país en relación a cuestiones estratégicas para el desarrollo de la región. Un ejemplo de obstáculo, es el plan del “Corredor Triple A” propuesto al Congreso de su país por el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, destinado a crear una zona de conservación ecológica de los Andes al Océano Atlántico, que podría “esterilizar” un millón 350 mil kilómetros cuadrados de los territorios de Colombia, Brasil y Venezuela.
La intención es presentar tal proyecto para su análisis en la vigésima primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP-21) a realizarse en País en diciembre (ver mapa).

El general recordó que la amazonia representa 62% del territorio brasileño de manera que la creación del “corredor” haría inviable la explotación de recursos naturales valuados en más de 23 billones de dólares, como reservas de minerales raros y biodiversidad.

Además aprovechó la ocasión para explicar la posición de las Fuerzas Armadas contra las propuestas de mantener “congelados” para siempre los recursos naturales amazónicos, y dijo que creía que era posible conciliar la conservación ambiental con el uso racional de las riquezas de la región. Para él, tal condición configura un “déficit de soberanía.” “Ese déficit de soberanía, ese proceso todo es como combatir fantasmas, porque no sabemos de dónde vienen, quiénes son, qué hacen y cuáles son sus objetivos, pero el resultado general lo podemos verificar (Agencia Senado, 16/07/2015).”

Informó que la propuesta del “Corredor Triple A” fue concebido por la organización no gubernamental británica Gaia Internacional, cuya filial colombiana es la Fundación Gaia.
El general Villas Bôas criticó también el modelo actual de demarcación de tierras indígenas, con gran concentración en la Cuenca del Amazonas, en zonas con fuerte concentración de riquezas minerales: “No estoy contra las unidades de conservación en tierras indígenas. (…) Pero tenemos que hacer compatible ese objetivo con la explotación de los recursos naturales.”

La falta de proyectos que permitan que la explotación de las riquezas naturales amazónicas se haga de forma organizada y con fiscalización, observó, es un problema que ha provocado el contrabando ilegal de estos mismos recursos. A manera de ejemplo mostró la explotación ilícita de diamantes color de rosa en tierras indígenas de Rondônia, que son extraídos sin ningún control. “Esto es una hemorragia; son riquezas que pierde el país, que sale por las estructuras de contrabando, y el país no se beneficia en nada con esto,” cuestionó.

El comandante expuso también la situación del narcotráfico en la región amazónica, y observó que Brasil es utilizado como corredor de paso de cocaína al exterior, por tener frontera con los tres mayores productores de droga del mundo: Colombia, Perú y Bolivia. El general informó que se han identificado y destruido pequeñas plantaciones de coca en el interior de nuestro territorio, y que hay informaciones de actividad de traficantes brasileños y mexicanos en la Amazonia: “Ya fue detectada la presencia de carteles mexicanos, aquí, en Colombia y en Perú. El cartel mexicano tiene un modus operando extremadamente violento, y esa violencia ya comienza a pasar a nuestro lado.”

El tráfico de armas está más presente en las fronteras del Sur del país, afirmó.
Para realizar una vigilancia más efectiva de las frontera, principalmente en la Amazonia, se está poniendo en práctica el Sistema Integrado de Vigilancia de Fronteras (Sisfron), creado por el Ejército y compuesto de radares y vehículos aéreos no tripulados (vants), con 70 por ciento de técnica nacional. El sistema puede recuperar la inversión en diez años, con lo que contribuiría al ahorro de más de 13 mil millones de reales en gastos con seguridad, en ese periodo.

x

Check Also

La hora de la integración Iberoamericana

Msia Informa, 2 de julio de 2021.-A continuación, publicamos el editorial del informativo semanal, Página ...