Greenpeace pierde algunos millones de euros en especulación "sin fines de lucro"

El departamento financiero de Greenpeace decidió especular con la evolución de los precios del euro, en una jugada financiera que contradice la supuesta filosofía de la entidad, que se proclama “sin fines lucrativos”. Sin embargo, para desgracia de la multinacional “verde”, la moneda europea siguió una trayectoria diferente a la prevista por ellos para el mes de mayo, y el resultado fue la pérdida de tres millones ochocientos mil euros en su contabilidad.

Mike Townsley, director de comunicación de Greenpeace International, se disculpó por la pérdida -nada sustentable- que la apuesta de la ONG le causó a sus cuentas: “Pedimos disculpas a todos los integrantes de nuestra organización. (…) Esperamos que entiendan que nuestros empleados no cometen errores”.

Imagínense si los cometieran.

Townsley agregó que los mentores intelectuales de esta malhadada operación financiera no buscaban su enriquecimiento personal, sino destinar las ganancias esperadas a las oficinas regionales de la organización que todavía están en estado embrionario -la mayoría de ellas, inclusive la brasileña, dependen de los recursos de la organización central.

De acuerdo a Itar-Tass, el último informe financiero de Greenpeace revela que la entidad recibió 270 millones de euros tan sólo en el año 2012, fondos provenientes en su enorme mayoría de “donadores privados.” Pero, a juzgar por sus métodos, no sería incorrecto afirmar que la organización no gubernamental estaría más cerca de un grupo de inversionistas, más interesados en el verde de los dólares que en el ambiente.





x

Check Also

O quinto "recado" fraudulento do IPCC

A despeito dos crescentes questionamentos aos cenários catastrofistas criados em torno da inexistente influência humana ...