El ferrocarril transcontinental y su significado estratégico

ferrovia-transcontinental

En una nota anterior saludamos la inclusión del ferrocarril transcontinental en paquete de concesiones en infraestructura anunciado recientemente por el gobierno brasileño, el cual deberá contar con inversiones chinas.  El eje ferroviario transcontinental, el primero de América del Sur, representará un avance muy importante para la infraestructura ferroviaria del subcontinente, de enorme valor para el desarrollo de su integración física y para proporcionar mejores condiciones de inserción en los flujos internacionales de producción.

Algunos críticos han comparado esta obra con el fallido Tren de alta velocidad Río-Sao Paulo, más conocido como tren bala, que el gobierno de la presidencia de Dilma Rousseff no logró llevar adelante.  En rigor no hay comparación posible entre los dos proyectos, ya que el Transcontinental tiene un carácter integrador, cosa que le faltaba al tren bala.

No obstante, las autoridades y comentaristas con una visión de mayor alcance han observado correctamente el alcance estratégico del proyecto.  En el Foro de infraestructura –Las grandes tareas para el futuro de Brasil, promovido por el periódico El País Brasil, el ministro de Planeación, Nelson Barbosa, fue enfático: “Es un proyecto realista, con los pies en el suelo, con valor estratégico.”

Por su parte, el politólogo alemán Oliver Stünkel, profesor de la Fundación Getulio Vargas (SP) y autor del libro “The BRICS and the Future of Global Order”, (BRICS y el futuro del orden mundial), ve también con buenos ojos la cooperación chino-brasileña: (…) Aunque tan sólo la mitad (de los proyectos del paquete presentado por Li Keqiang) se realizase, eso ya es mucho.  Tan sólo la presencia de esa promesa de inversión es ya una oportunidad única de integrar el continente sudamericano de una forma que va a transformar la relación que tenemos con nuestros vecinos.  América del Sur está muy mal integrada en términos de infraestructura, y físicamente poco integrado (El País Brasil, 19/05/2015).

Lo cierto es que la construcción de un eje ferroviario como el Transcontinental no se puede evaluar únicamente con una visión económica-financiera de corto y mediano plazos, sino por criterios estratégicos, así como los chinos están planeando los megacorredores de infraestructura de la Nueva ruta de la seda, o el Canal de Nicaragua y otras obras de infraestructura afines –para las cuales el Transcontinental podrá representar una importante contrapartida.

Al lado de tales empresas, China trabaja para establecer su independencia de los grandes carteles occidentales de alimentos, al crear su propia red de tradings internacionales, como Cofco, que el año pasado adquirió el control de la empresa holandesa Nidera (algo que en Brasil suena casi a herejía).  Proyectos como el Canal de Nicaragua y el Transcontinental se enmarcan, indudablemente, en esa estrategia.

En cuanto a las inevitables dificultades ambientales, los chinos ya anticipan lo que se puede esperar.  En una entrevista concedida a la agencia Xinhua, el director de la Asociación nacional de Estudios Internacionales de China, Gao Zhikai, resaltó:

Dentro de todas las modalidades de transporte, el ferrocarril es probablemente el más eficiente y el más amistoso ambientalmente.  Pero, aún con esto, todavía tendremos que conceder la mayor importancia a la protección ambiental, en especial si la línea ferroviaria atraviesa la selva brasileña para llegar a la costa del Pacífico, de modo que diría que China y los países de sudamericanos tienen que sentarse junto y tratar todos esos detalles con mucho cuidado, y asegurar que, en su momento, todos seamos vencedores.

De acuerdo con la experiencia china, afirmó que, con el proyecto, “la pobreza se reducirá y millones de personas se beneficiarán.  Si china pudo hacer esto en los últimos 30 años, creo realmente que los países latinoamericanos pueden hacerlo igual o mejor” (Xinhuanet, 2/06/2015).

Comentários

comments

x

Check Also

China planeja ferrovia intercontinental Ásia-América do Norte

A China está considerando a construção de uma linha ferroviária de alta velocidade ligando o ...