El Foro de Guadalajara abre una esperanza para el futuro: El renacer de la dignidad humana

El título de este reportaje fueron las brevísimas palabras de uno de los participantes, las cuales reflejan el resultado de dos días de intenso trabajo del Foro del que aquí informamos.

El “Foro de Guadalajara: por la unión de los Estados nacionales, la justicia social y el bien común”, celebró el seminario “La crisis mundial más allá de la economía y las finanzas; la globalización y las amenazas a la dignidad social del trabajo” los días 18 y 19 de octubre en la ciudad de Guadalajara, México. Más de 300 personas, entre mexicanos, brasileños e invitados de Europa, se reunieron para sostener un fructífero intercambio de ideas sobre las dificultades apremiantes que enfrenta el género humano. Este debate encendió discusiones muy intensas que buscan las formas para superar la crisis mundial actual. El tema recurrente del seminario fue la idea de que no hay solución para la presente crisis económica y financiera, ni para la profunda crisis espiritual que sufre el Hombre, si la “dignidad humana,” la “justicia social” y el “bien común”, no se convierten en la nueva guía moral.

En este sentido uno de los aspectos más sobresalientes del Seminario, como su nombre lo contiene, son las condiciones indignas del trabajo humano por la sumisión de los gobiernos a las reglas de la globalidad financiera. Los derechos laborales ganados en décadas de lucha, hoy se ven seriamente amenazados en varias partes del mundo. En nuestro continente, un ejemplo dramático es la propuesta de reforma laboral del gobierno de México que en su anexión al TLCAN, primero destrozó la economía y el agro nacional y ahora la enfila contra la fuerza laboral.

Lo que el mundo necesita es un nuevo paradigma, la “ruptura” y un florecimiento cultural que combine las mejores ideas de la civilización europea. Hubo un fuerte reconocimiento de que existe la oportunidad para el nacimiento de nuevos movimientos sociales en el mundo y para una nueva forma de cooperación entre los Estados nacionales. Los conferencistas insistieron en la concretización de la integración de América Latina mediante grandes obras de infraestructura, teniendo en cuenta la raíz cultural que unifica a las naciones del continente. Muchos de los conferencistas pusieron renovada atención al modo de cómo se manifiesta la crisis cultural mundial, los nuevos parámetros que debían ser abordados por la ciencia y las educación científica y cultural de los jóvenes.

El foro patrocinado por la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Jalisco (CROC-FROC), la editorial brasileña Capax Dei y el Movimiento de Solidaridad Iberoamericana (MSIa), fue inaugurado por el presidente municipal de Guadalajara, Ramiro Hernández García, y contó con la asistencia de otras autoridades estatales y un representante del gobernador del estado.

En su mensaje, el mandatario tapatío afirmó que:

“Sin duda que la globalización nos ha ofrecido retos que en condiciones anteriores no teníamos; la globalización abrió las puertas, rompió paradigmas e impuso las nuevas condiciones”, sostuvo Hernández García.

Asimismo, agregó que la globalización “desató una carrera, la carrera por el crecimiento, pero también generó una serie de contradicciones que hoy estamos viendo manifestarse de diferentes maneras en el mundo entero; la globalización también nos llevó a la polarización en muchos sentidos, empezando por lo social y lo ambiental”.

Entre los asistentes y conferencistas se encontraban políticos brasileños, entre ellos el senador Roberto Requião, miembro del parlamento del Mercosur y el economista Darc Costa, presidente de la Cámara de Comercio de América del Sur. El foro culminó con un hermoso concierto del Ensamble Ars Antiqua, que presentó obras musicales de diferentes épocas (del siglo XV al XVIII) las que, interpretadas con réplicas de instrumentos musicales originales, dieron un breve ejemplo de la herencia de la Evangelización del Nuevo Mundo.

El número de participantes del Seminario constata el fermento que existe en torno a la imperiosa necesidad de que México vuelva los ojos a Iberoamérica, su aliado natural. Como evaluaron Ángel Palacios y Verónica Cruz, miembros de la coordinación del Foro de Guadalajara, “durante la preparación del evento el interés creció constantemente; entre las organizaciones sociales medias del país, sindicatos, profesionistas, empresarios, estudiantes, existe una vocación para la integración con Centro y América del Sur que el Tratado de Libre Comercio con EU y Canadá no ha podido extinguir, todo nos une. Nos entendernos en los aspectos fundamentales que atañen al Estado nacional, a una economía vinculada a la moral, y a una cultura que enriquezca a nuestras respectivas naciones”.

La enfermedad social de la economía

Resulta claro en este momento de la crisis económica y financiera, que las soluciones “técnicas” no funcionarán, como lo recalcó el coordinador general del Foro de Guadalajara y presidente del MSIa, Lorenzo Carrasco, quien dió el discurso de apertura de la conferencia junto con el Secretario general en Jalisco de la central obrera CROC-FROC, Lic. Antonio Álvarez Esparza.

Lorenzo Carrasco afirmó que, “Al enfrentarnos con un sin fin de explicaciones económicas sobre la crisis mundial, que se profundiza, sin encontrar en tales exégesis un diagnóstico definitivo sobre sus causas, y consecuentemente, sus posibles terapias, tenemos que concluir que la esfera de los expertos económicos es una Torre de Babel en proceso de demolición” Con élites que han perdido parcialmente el control y la capacidad de “esclavizar abiertamente a las poblaciones,” su alternativa es el surgimiento de la sociedad Hobbesiana. “El Leviatán de Hobbes es el símbolo del poder de Trasímaco, en el cual el poder es justicia y, por ello, la ley natural trascendental se niega”.

Por eso “la presente crisis mundial es más que económico financiera, siendo el mundo económico el ámbito en que se reflejan y materializan las concepciones predominantes sobre el hombre y la naturaleza”, afirmó.

Para ayudar a las reflexiones del Seminario, Carrasco escribió un ensayo titulado, “Una mirada al mundo y a los valores que cimenten un nuevo orden mundial”, ampliamente distribuido en el evento.

En las deliberaciones del Foro de Guadalajara fueron notables las fructíferas contribuciones de los dirigentes obreros y de los empresarios de México y de Brasil. El secretario general de la CROC, Álvarez Esparza, subrayó que el deterioro de México de los últimos años sucedió cuando México comenzó a seguir el dictado de la “nueva economía,” a causa del cual la industria se privatizó, 1600 compañías han cerrado, en tanto que 40 por ciento del PIB desapareció y miles de obreros perdieron sus trabajos, para ser obligados a aceptar la tan debatida nueva “ley del trabajo.” Álvarez Esparza propuso también un cambio de paradigma fundamental, hacia uno cimentado en los conceptos de la Encíclica Rerum Novarum y en la idea de la dignidad del Hombre.

El dirigente sindical brasileño Luiz Sergio da Rosa Lopes planteó la urgencia de una nueva era de crecimiento sin dejar de lado una mejor educación de los jóvenes. Se refirió a una época de la historia de su país de donde surge el Estado nacional soberano: la obra del gran presidente Getulio Vargas, el padre de la Nación brasileña. Él creó una era industrial nueva en Brasil en la que se dictaron leyes laborales y se le brindó asistencia financiera y social al trabajo. A pesar de que Brasil también está sometido al ataque del neoliberalismo, el país debe trasmitir una “visión optimista” al mundo y un compromiso a su pueblo para luchar por más justicia social en las calles y en el Parlamento.

Roberto Requião, ex gobernador del estado de Paraná y actualmente senador federal brasileño, desarrolló todavía más la idea del “cambio de paradigma.” De acuerdo a Requiao, vivimos en un “tiempo de crisis” en el que los seres humanos comienzan a “rebelarse y a pedir justicia.” Lo que se necesita es el “partido de la crisis” de la misma forma que fue necesario en los años treinta con Getulio Vargas, quien cambió a Brasil con el inicio de una fuerte industrialización. Requião recalcó que la crisis no se detendrá con bellas palabras y buenas intenciones, sino con la “ruptura.” Pidió, al mismo tiempo, el fortalecimiento de la cooperación económica entre México y Brasil, y acelerar la cooperación entre Brasil y otros países del globo. No hay salida para América Latina, dijo el senador brasileño, a menos que las naciones de América Latina formen una “Unión Latino Americana” concreta; de aquí la necesidad de que los pueblos del continente despierten y unan las facultades creadoras de los patriotas mexicanos y brasileños en todas las esferas de la vida.

Anno Hellenbroich de Alemania, haciendo una reflexión sobre la crisis desde el punto de vista europeo, subrayó en una breve exposición que el concepto de la “trascendencia del hombre” es fundamental para definir la naturaleza esencial del hombre en la sociedad, una sociedad que está en crisis. Como muestra la unificación alemana de hace ya diez años, los grandes cambios siempre necesitan tiempo para superar los “dolores del cambio.” Dado el creciente descontento por la crisis del euro, tendremos que aceptar una “Europa socrática,” donde a más respuestas aparecerán exponencialmente más preguntas. No existe la decisión política “sin opción.”

Reforma financiera mundial

El nuevo orden financiero, dijo la economista mexicana Marivilia Carrasco de la dirección del MSIa, necesita un punto de vista diferente respecto a la “economía visible e invisible,” la cual ha conducido a la creación de “burbujas especulativas” gigantescas. Ella abordó el tema del crédito nacional “hamiltoniano” versus el sistema supranacional que sustenta la globalización financiera. De aquí se desprende la enorme necesidad de recuperar la soberanía y crear una economía que -subrayó- que se base en concebir “el crédito como instrumento para crear desarrollo económico e industrial.” De la misma forma, los bancos centrales tienen que actuar de forma soberana. Un ejemplo ilustrativo de cómo se podría hacer fue el ex presidente José López Portillo, quien en 1982, bajo el ataque del FMI, creó una banco nacional independiente y recuperó la soberanía sobre el crédito y el dinero

A la luz de esto, el general de división DEM (retirado) Roberto Badillo autor del libro “Los responsables de las crisis financieras contemporáneas y sus orígenes”, subrayó en sus observaciones la necesidad de “nuevas reglas éticas” y la “regulación de los bancos.” Demostró el general Badillo que México en el curso de la crisis de los últimos años entregó su petróleo a Estados Unidos y que el país se encuentra sometido a enormes ataques de desestabilización también de Estados Unidos, tanto ideológica, económica como militarmente. .

El economista italiano Paolo Raimondi habló de la necesidad de “reintroducir a escala internacional la ley Glass-Steagal de 1933,” que separaba los bancos comerciales de los bancos de inversión y buscaba restringir los “usos” especulativos del crédito bancario. La reintroducción del principio de la separación de los bancos se convertiría en el punto de partica para la reforma financiera mundial, la cual definiría medidas diferentes para llevar de nuevo a las finanzas a su importante función, la creación de crédito y otros mecanismos para el respaldo del crecimiento económico y la modernización y el desarrollo real de las economías.

El regreso a la escuela de pensamiento “personalista”

No hay forma posible de que exista ningún cambio en las estructura financieras existentes ni para la recuperación de la economía mundial a menos que también Europa, que enfrenta a una gran crisis, se haga a la idea de los “Estados Unidos de Europa,” una “unión política” sustentada en un conjunto de “principios nuevos.” En el panel dedicado a al tema: “La misión de Europa en defensa de la dignidad humana y de la justicia social,” el ex senador italiano G.G. Folloni calificó a la crisis actual como “el fin de una época,” en donde también la forma dominante de pensamiento “utilitario” está en crisis, en crisis de principios y de moral.

Un cambio de paradigma requiere el regreso a la escuela de pensamiento “personalista”. Esto incluye los derechos de la persona y la apreciación de las comunidades humanas, con la familia en el papel central. El Estado nacional tiene su origen en la “persona,” el ser humano. Desde el punto de vista cristiano, “Persona” subraya la exclusividad y la singularidad de cada individuo para la Humanidad. El escritor romano Severino Boecio (480-524 DC) la identificó como “la sustancia individual e incomunicable de la naturaleza racional.”

Es esencial la idea de la auto trascendencia y esto abre el camino para la reunión de “el otro,” que presenta el teólogo Romano Guardini cuando dice: “Persona significa que de mi ser, en su totalidad, nada puede ser propiedad de ningún otro ser, ya que pertenezco a mí mismo.” Folloni se refirió a las constituciones de los Estados modernos, las cuales se centran en los “valores absolutos de la persona,” al proclamar sus derechos y reconocer la igualdad entre todos los seres, sin importar su origen étnico, su color, su género, su lenguaje, su religión. En cambio, la generación del 68 llevó al poder el “individualismo radical” que puso al Hombre en una camino hedonista, en el cual no existe la “naturaleza trascendental del hombre,” la crisis de hoy ofrece una nueva oportunidad de cambiar esta tendencia.

La idea de la “dignidad humana,” afirmó en su presentación quien esto escribe, constituye el leitmotif de 2 000 años de historia de civilización europea, la cual, a su vez, es producto de la cultura grecolatina y judeocristiana.

Memoria cultural colectiva

Agregó asimismo que, la guerra religiosa de los treinta años (1618-1648) fue una catástrofe que dejó sus huellas en la memoria colectiva cultural europea. En aquel entonces fue el filósofo alemán G.W. Leibniz quien en sus escritos filosóficos y económicos puso bases nuevas para el renacimiento económico europeo, y fue él quien por primera vez introduce la “perspectiva euroasiática” para Europa, que incluye a Rusia y a China.

De importancia similar son los esfuerzos de la post guerra, en particular los de los padres de la Constitución alemana de 1949, la que, en respuesta a los horrores de la guerra, pone en su centro la “dignidad del Hombre” y sus derechos inalienables, reflejos de la declaración de los Derechos universales del Hombre de Naciones Unidas. Esfuerzos similares fueron los de los fundadores de la Europa moderna, el canciller alemán Konrad Adenauer, el presidente francés Charles de Gaulle, el diplomático italiano Alcide di Gasperi y varios más que crearon el “mercado común europeo,” con el fin último de realizar la “Unión política de Europa” -una tarea que a pesar de la profunda crisis europea no ha perdido actualidad hasta nuestros días.

Europa y el nuevo mundo

Por su parte el presbítero Francisco de Miranda, franciscano mexicano experto en una de las figuras más grandiosas de la obra evangelizadora, Vasco de Quiroga. Subrayó el gran don que otorgó Europa hace 500 años en la persona del evangelizador español don Vasco de Quiroga, quien a edad relativamente avanzada se impuso la tarea de ir al nuevo mundo, en particular su obra realizada en lo que hoy es el estado de Michoacán. Vasco de Quiroga tuvo un papel central en la historia mexicana de la Evangelización. Su objetivo era construir una sociedad de acuerdo a la Utopía de santo Tomás Moro. Uno de los aspectos de este proyecto fue la fundación del Hospital de Santa Fe así como un tratado sobre la “integridad, libertad y desarrollo.” En su libro “Utopía,” Quiroga se concentra en el tema de la “Dignidad humana”, la cual reafirma que todos los hombres son iguales. Quiroga deseaba la libertad de todos los indios, de los esclavos, quería el desarrollo integral de la persona, una sociedad cristiana verdadera y fue así como le dio a América latina “como donación uno de los mejores aspectos de Europa.” Esta puede ser una de las muchas razones por las que la UNESCO lo declaró un hombre que pertenece al patrimonio de la Humanidad, dijo Miranda.

América latina -como quedó claro en el Foro de Guadalajara- no es sólo una de los continentes más ricos del mundo en términos de sus recursos naturales y de sus pobladores, sino que también puede convertirse en un nuevo impulso del progreso de la Humanidad. En los últimos años, el ataque sistemático se ha dirigido tanto contra los trabajadores como contra la industria de México. Con la firma del TLC, México comenzó a americanizarse, al perder la soberanía sobre aeropuertos, puertos, recursos minerales y a hacerse cada vez más pobre con casi 60 millones de personas que viven en la pobreza. Este cuadro fue presentado por el empresario mexicano Manuel Villagómez, quien propuso que el TLC, como muchos sugieren, se revise, con la intención de iniciar una mejor cooperación económica con América Latina.

Renacimiento de la energía nuclear y nuevo paradigma ecológico

En el panel dedicado al problema de la energía y del progreso industrial de América Latina, el ingeniero mexicano Cecilio Duarte Alaniz del Sindicato Único de la Industria Nuclear (SUTIN), junto con el ingeniero brasileño Roberto Cardoso de Andrade Travassos, de la Asociación Brasileña de Energía Nuclear (ABEN), el geólogo brasileño Geraldo Lino (MSIa) y el investigador mexicano Omar Pensado, ilustraron de diferentes formas la necesidad de ampliar el abastecimiento de energía de América Latina.

El ingeniero mexicano hizo referencia a lo fundamental que es retomar el programa nuclear, inscrito en un plan general de infraestructura. Por su parte, el ingeniero brasileño de la, hizo un repaso del programa nuclear brasileño. Con una investigación que comenzó en 1935-1940. Hoy, dijo, somos testigos de la cuarta fase de las plantas de energía nuclear, que se funda en el “Renacimiento de la energía nuclear” en todo el mundo. Brasil, con 300 000 toneladas de reservas naturales de uranio, y con sólo 30 por ciento de su territorio prospectado, representa una de las reservas de uranio más grandes del mundo.

Geraldo Lino y el científico mexicano Omar Pensado, hablaron de la necesidad de un “Nuevo paradigma ecológico,” que incluya tanto la lucha contra el fraude del calentamiento global que domina el debate del clima, como la investigación para iniciar una revolución totalmente nueva en la técnica. Una forma diferente de combatir el hambre y la pobreza en la Tierra fue presentada por Omar Pensado, quien habló de su obra “Terra-forming” en Marte, que incluye la posibilidad futura de crear bosques en Marte.

Integración latinoamericana

El presidente de las Cámaras de Comercio y de Industria de América del Sur, Darc Costa, hizo una descripción refrescante de su libro “América del Sur, integración e infraestructura” publicado recientemente, en portugués y español. Explicó que mientras América Latina representa tan sólo el 4 por ciento del comercio mundial, su poder de compra de 4 billones de dólares es superior al de Japón. América Latina es autosuficiente en alimentos y Brasil solo representa el 55 por ciento del PIB latinoamericano. La estrategia de la integración latinoamericana se tiene que fundar en consideraciones de factores demográficos y geográficos, el desarrollo industria habrá de transformar las fuerza de trabajo y significa más integración. La integración física del continente exige la construcción de ferrocarriles por todo el continente, así como una red de ductos para gas y para petróleo. Al parejo de esto marcha la construcción de vías acuática, como la de la zona del Orinoco y otras regiones. La integración se hace posible con la creación de logística de superficie que incluya gasoductos, fibra óptica, ferrocarriles, redes de energía y vías acuáticas. Darc Costa criticó duramente a Estados Unidos por hacer todo para obstaculizar la integración de América Latina. También criticó a Estados Unidos por el TLC, que ha sumido a México en una profunda crisis.

La contracultura y las naciones

La necesidad de un nuevo “cambio de paradigma” tiene también consecuencias culturales. Incluye la lucha contra los paradigmas inducidos de forma artificial por representantes del poder dominante como las poderosas fundaciones Rockefeller y Ford en los años sesenta. Los intelectuales de la Escuela de Frankfurt, junto con muchas organizaciones no gubernamentales (ONG), fueron las responsables de la difusión de la contra cultura del rock-sexo-drogas a escala masiva, así como la introducción de nuevos programas de educación, entre los que se incluyen la política del genero adoptada por la mayoría de los gobiernos, y el multiculturalismo que fragmenta a la sociedad, afirmó Silvia Palacios de Carrasco, directora de los periódicos Página Iberoamericana y Solidariedade Ibero-americana.

Preguntó si la propuesta de sociedad del multiculturalismo es una opción para revivificar nuestras naciones o una impostura del poder para consolidar estructuras de poder mundial apoyadas en una vaga y frágil subjetividad del hombre y en la división de las naciones. “Cultura significa cultivar, pero ¿qué se cultiva?” La cultura está vinculada a la trascendencia de la Nación y de la Patria, subordinada al respeto de los derechos inalienables del hombre, esa es la métrica con que se deberá medir y crear toda cultural buena y verdadera.

Con el fin de cambiar esto tenemos que luchar por un nuevo tipo de educación, como subrayó la profesora Paola Leoni, del Instituto Educación de la Ciudad de México, quien se refirió a la obra del intelectual mexicano José Vasconcelos, quien contempló la creación de un nuevo hombre, nacido de la necesidad de luchar contra el sentimiento de vacío, la inclinación de muchos jóvenes de México que se suicidan dada la desesperanzadora situación económica y la falta de perspectivas futuras. Vasconcelos, además entendía muy bien el proceso de mestizaje de nuestros pueblos y se refería muy positivamente al caso de Brasil donde se manifestó de manera singular el proceso de miscegeneración.

La belleza artística es fundamental para la educación

El profesor brasileño Dr. Gildo Magalhães y el profesor Anno Hellenbrich mencionaron el debate dentro de la comunidad científica y musical moderna. La cultura de la ciencia necesita “el regreso a la nueva metafísica,” como fue demostrado por Galileo y Nicolás de Cusa, cuando ambos dijeron que la “naturaleza se escribe en símbolos matemáticos y Dios trabaja con las matemáticas.” El universo no es casualidad, sino que sigue la razón, como lo demostró Leibniz en su experimento sobre la refracción y la reflexión de la luz, que siempre sigue la ruta del menor quantum positivo de energía. De aquí su frase de que Dios creó el mejor de los mundos posibles. Muchos científicos rechazan este punto de vista, pero el universo sigue de todos modos el curso de la razón, se hace cada vez más y más complejo y el hombre, que es parte de la esfera social, es capaz de optimizarlo.

Algo similar acontece en el mundo musical. En este aspecto de la música, Hellenbroich se refirió al diálogo que el Papa Benedicto XVI sostuvo con un grupo de reconocidos artistas del mundo en 2009. “”Ustedes son los ‘custodios de la belleza’ y los ‘heraldos de la esperanza de la Humanidad’,” les dijo el Papa. Hellenbroich describió la polémica actual entre los principales artistas, muchos de ellos opuestos a aceptar la idea de que la belleza es Dios y que se trata de una expresión de la naturaleza trascendente del Hombre.

Para ilustrar los cambios en la música y el arte, Hellenbroich tomó a manera de ejemplo las variaciones Diabelli, op. 120), la última obra de piano de Beethoven, compuesta a la par de la Missa Solemnis y de sus tres últimas sonatas para piano -como testamento-, para demostrar el principio del trabajo creativo que surge de la “variación” de un tema musical determinado, por más trivial que sea. La idea de variación implica que haya una “multiplicidad creciente en la unidad” (de la misma forma que hay complejidades crecientes en el universo). La búsqueda de la trascendencia en la música era para Beethoven el impulso mayor de su trabajo. Hellenbroich presentó cuatro variaciones para trasmitir algo de la chispa de Beethoven al público.

El maestro Alfredo Mendoza director de Schola Cantorum, envió, un caluroso saludo al seminario en el que subrayó que en este momento tenemos el deber de ser más que nunca verdaderos ciudadanos del mundo, ciudadanos que se preocupan por encontrar los puntos de concordancia universal entre las diversas culturas religiosas y entre las doctrinas políticas de los pueblos del mundo. Tenemos que comprometernos en tareas comunes que exigen nuestra solidaridad así como concluir las grandes obras que tenemos ante nosotros y darle a nuestros hijos además de un futuro, una dignidad futura: la que de acuerdo a San Pablo representa Justicia, Paz y Alegría.

La música, tiene la capacidad especial de educar y nutrir la mente de todo hombre con belleza y bondad. Por eso la clausura del evento estuvo a cargo de ella. Los asistentes tuvieron la alegría de asistir al concierto del Ensamble Ars Antiqua, que trasladó al público al mundo de la música latinoamericana de México, Bolivia, Brasil, del periodo que va de los siglos XVI y XVIII. Algunas de las obras interpretadas son un reflejo de la belleza cultural creada en el periodo de la Evangelización, que el continente heredo como un patrimonio generalmente desconocido.

Comentários

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

x

Check Also

Sin trabajo no hay dignidad: Foro Sindical Brasil-México 2013

Del 16 al 18 del presente mes se llevó a cabo en Río de Janeiro, ...